Adolescentes destruyeron obra de vecindario para niño con cáncer terminal


El pequeño Brody Allen de dos años sufre de un cáncer cerebral, y el diagnóstico señala que tan solo le quedan algunos meses de vida, por lo que algunos vecinos de Ohio, Estados Unidos, se pusieron de acuerdo para adornar todo el vecindario y así mostrarle la Navidad al infante a meses de las fiestas

“Se despertó un día y ahí estaba el árbol de Navidad. No sabe que en realidad esa festividad aún no llega. Solo la disfruta”, declaró McKenzie Allen, hermana de Brody.

Sin embargo, los adornos comenzaron a ser destruidos por las noches de forma misteriosa, hasta que la policía descubrió que dos jóvenes de 16 y 17 años eran los causantes de los destrozos.

Los menores, que confesaron sus culpabilidad fueron liberados y se encuentran bajo custodia de los padres.

De igual manera, los vecinos optaron por reparar todo pensando en el bienestar de Brody, que se vio muy afectado por la imagen catastrófica que dejaron los antisociales, Viejos Pascueros destripados, cortados y destruidos.

 

Fuente: Emol.