After Clásico: Lo que dejó el duelo entre albos y azules

Lesiones, expulsados, lágrimas de emoción, bengalas, polémicas, y más humo que un mercado de fichajes, fueron algunas de las cosas que nos dejó la edición 184 del Súper Clásico.

El arbitraje

Colo-Colo venció 1-0 a la Universidad de Chile, en un duelo que estuvo marcado desde muy temprano por la lesión de Rodrigo Echeverría, quien disputando el balón con Damián Pérez a los 11 minutos, sacó la peor parte, y acabó con una herida en su rodilla, que debió recibir 15 puntos después que terminara el encuentro, pero no hubo expulsión para el jugador albo, ni tampoco una sanción reglamentaria para el azul, que también lastimó en mucha menor medida a su rival.

El defensa estará fuera de las canchas por una semana como mínimo. ¿Lo increíble? Echeverría jugó los 100 minutos que duró el partido.

Además de esta, hubo varias polémicas en el arbitraje, reclamando expulsiones para ambos lados y penales, pero finalmente el único jugador sacado del partido fue Sebastián Ubilla, por un pechazo a Óscar Opazo en el tiempo extra, que se tradujo en un enfrentamiento entre varios jugadores de ambos equipos, aglutinándose alrededor del árbitro en un clásico que ya se había calentado demasiado.

La hinchada

El comportamiento de la barra fue muy cuestionado por las autoridades, luego que se tuviera que posponer el arranque del segundo tiempo por la gran cantidad de humo que había en el estadio, producto de los fuegos artificiales detonados por hinchas de Colo-Colo. Una verdadera nube dentro del Monumental.

 

 

 

 

 

 

Sumado a esto, cuando por fin se estaba jugando el complemento, una bengala cayó cerca del portero de la U, Johnny Herrera.

Esto detonó que la Intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar, solicitara a la ANFP que diera un castigo firme al cuadro albo, e incluso se abrió a la posibilidad de sancionar el propio Estadio Monumental. Además, el Presidente de Azul Azul, Carlos Heller, también realizó una denuncia.

El gol

El único tanto del partido lo anotó el argentino Juan Manuel Insaurralde, luego de encontrarse con la pelota tras un palo provocado por Lucas Barrios. Tras esto, el trasandino estalló en lágrimas durante su celebración.

En entrevista con el CDF, el Chaco afirmó “pasé un momento personal muy feo con la familia y quiero agradecer a la familia que siempre está al lado mío. Estoy en un momento difícil y me descargué con el gol“. Y además agregó que “un jugador sueña con hacer un gol en esta clase de partidos”.

La racha

Con esta victoria de Colo-Colo, la Universidad de Chile llegó a los 18 años sin vencer a los albos en un clásico, y tendrán que esperar hasta el 2019 para intentar cortar la llamada “maldición Monumental”.