Así será la vida de Karadima tras ser expulsado de la Iglesia

El ex sacerdote perdió todos los beneficios que otorga la Iglesia Católica tras ser expulsado de ella, ya que las leyes canónicas dictan que quienes reciben la orden interpuesta a Karadima, pierden los derechos que la Iglesia concede y deja de estar sujeto a las obligaciones del estado clerical.

Por lo mismo, el ex sacerdote tendrá que buscar dónde vivir y costear sus gastos con ahorros personales en la Mutual Tex (una especie de AFP para curas), que le proporcionarían alrededor de $300 mil pesos mensuales.

Además, Karadima perdió a la cuidadora personal que se estaba haciendo cargo de él, y dejó de tener la facultad de realizar misas, confesar o dar la extremaunción.

También (al menos en el papel), el ex sacerdote quedó libre de las obligaciones clericales como la castidad y la obediencia.

Fuente: 24horas.