Chile, país de montañas privadas y no protegidas

Hoy la Constitución no asegura la protección ambiental de las montañas en Chile, ni el acceso libre a sus cumbres.

De norte a sur nuestro territorio lo recorren dos grandes cordones montañosos, los mismos que de vez en cuando se abrazan para formar valles, para algunos es una postal que nos ayuda a orientarnos, sea de la Costa o la de Los Andes, aparece majestuosa e imponente, y como bien patrimonial debería ser al igual que el mar, de todos los chilenos. Para Italo, un montañista de Santiago, cree que estas zonas no sólo necesitan protección, sino que deberían ser de uso público.

Sin darnos cuenta, nuestra geología nos define cultural, social y psicológicamente, somos un país lleno de montañas, y junto a eso, muchos ríos, cerros, volcanes, lagos y glaciares,  pero no tenemos relación estrecha con la cordillera, como país no tenemos cultura de montaña, algo inusual para una geografía en donde el 63,8% de su composición corresponde a zonas montañosas, producto de esto no la miramos mucho como debería ser, le damos la espalda ¿Cuántos chilenos saben identificar el nombre de las cumbres que lo rodean? Enumere las que puede ver de su ventana. No es política de Estado, ni educacional y para qué decir deportiva, teniendo nieve, ni siquiera los niños de San José de Maipo, Los Andes, Villarrica o Chillán saben esquiar, o incluso subir una montaña.

El equilibrio de cada ecosistema es muy frágil, por un lado, están estresados por el cambio climático, y por otro, nuestra acción directa los ha destruído, y en ese contexto se transforma en una obligación implementar normas para su protección. Italo reconoce que hay varios proyectos en torno al cuidado, protección y de acceso libre de las montañas en el mundo, pero para el caso chileno, estos mismos acá son inconstitucionales porque atentan con el derecho privado.

Es por eso que contar con una nueva constitución, que pueda priorizar los elementos y espacios que conforman nuestro entorno ambiental, puede no sólo sensibilizar el reconocimiento de nuestra cordillera, sino que abrir espacios para promover su protección y un desarrollo económico sustentable, incentivando su uso y disfrute de modo responsable e inclusivo, asegurando su libre acceso.

Italo reconoce que cada vez el acceso es más complejo, por un lado existe la presión del negocio inmobiliario en sectores ecológicos que debieran estar protegiéndose del loteo irregular entre Lo Barnechea, Vitacura y Colina, mientras en otros lugares como en el Cajón del Maipo, empresas como Alto Maipo y otros particulares dificultan el acceso y el disfrute de forma libre para llegar a lugares como el Glaciar El Morado, el Valle del Río Colina o a la cumbre del Volcán San José, e incluso por la misma zona, para ir de excursión al Volcán Maipo, sitio donde hay que pedir un permiso con 2 meses de anticipación a sus dueños, la empresa Gasco. Si, nombre conocido, la misma persona que negaron el acceso a unas mujeres a la ribera del Lago Ranco en el sur. Al final, los mismos de siempre no sólo quieren el agua y las cumbres ¡Lo quieren todo!

+ contenido en Cultura 21

Discriminación hacia pueblos originarios, un error que no se puede repetir

Oficialismo y oposición aún no llegan a un acuerdo respecto a los escaños reservados para pueblos originarios en el proceso constituyente.

Delight Lab y la censura: “No hay una cultura de expresión artística en Chile”

Conversamos con Octavio Gana, cofundador del estudio que se hizo parte de las movilizaciones sociales junto a sus proyecciones artísticas.

AFI Woman: El fotoperiodismo chileno bajo una óptica femenina

Comenzaron a internacionalizar su trabajo. Recientemente estuvieron en una importante exposición en la Galería Stansa, en Barcelona, España.

Lanzan libro con inéditas fotos del estallido social: los fondos serán donados a Fabiola Campillai

En 400 páginas, la obra contiene diversas imágenes que 43 fotógrafos registraron en 18 ciudades de Chile.

La crisis del Metro: Ya no basta acumular rabia

En el primer aniversario del 18-O recordamos la columna de opinión del querido profesor y periodista, Antonio Márquez Allison, quien un mes antes de fallecer nos regaló una reflexión en torno al comienzo de la revuelta popular.

MÁS HISTORIAS DE #APRUEBO25