Código Uno Nueve: 8 meses de pandemia en el Hospital San José

El relato de una funcionaria que ha documentado el trabajo de sus colegas. Pretende exhibir sus fotografías prontamente.


SANTIAGO.- Hace dos años la abogada Andrea Fuentes Cannobbio trabaja en la Unidad Jurídica del Hospital San José, en el norte de Santiago. “Deja que las cosas que amas se transformen en tu escape”. Esta frase, escrita en su libreta, ayudó a hacer frente al miedo estimulado por el coronavirus, la fotografía levantó en ella las ganas de ir cada día a ese recinto que da la pelea a un virus maldito; luego de unas gestiones comenzó a hacer clic, documentando, hasta ahora, evidencia visual que pretende convertir en un libro: “Código Uno Nueve”.

El 16 de junio del año pasado supo que le habían aceptado su proposición. Contando con los permisos necesarios ya podía hacer fotografías al interior del hospital. Así, entonces, inició la documentación. Con cámara en mano y usando solo un lente, un 16-55 milímetros, fue congelando todo tipo de situaciones, lo que percibía en pasillos, pabellones, en la sala de urgencia; en los rincones de uno de los centros asistenciales más grandes de la capital.

Andrea dice tener más de 1.500 fotos hechas, pero para la publicación ha separado apenas  85. No ha sido tarea fácil, las capturas no las ha desechado sola, más bien con la ayuda de Miguel Ángel Larrea, su editor, uno de los foteros chilenos consolidados con recorrido en medios y agencias nacionales e internacionales; hasta hace clases en universidades. El título de su obra ya está definido: “Código Uno Nueve”, cuyo significado realmente es un procedimiento clínico, en el Hospital San José lo dicen todo el día por altoparlante, y no es porque murió un paciente Covid, sino que es la señal que avisa que están trasladando a uno de un lugar a otro. Cuando esto ocurre, detrás de la camilla le sigue personal sanitizando todo su rastro.

Hospital San José Fotografía


El blanco y negro es por temas autorales, aunque en la interpretación podría pensarse que es para reforzar la dureza del contenido. Lo cierto es que ella tiene fijo el horizonte, su gran anhelo es que el trabajo se materialice en un libro, aunque no descarta una exposición, pues todavía no tiene claro cómo financiarlo.

   – ¿Cómo surgió la idea de comenzar a documentar?

   – “Estaban hablando muy mal del Hospital San José. Siempre salía en las noticias que ‘las únicas personas que morían eran en el San José’. Como funcionarios estábamos cansados de ver eso y un día le dije a mi jefa: ‘quiero tomar fotos en la pandemia’. Me respondió: ‘por qué no armamos un proyecto que muestre el trabajo que hacen los funcionarios’. Me autorizaron (…) Todo esto es siempre con el respeto hacia el paciente, porque mi enfoque está puesto en el funcionario”, comentó.

El hecho de que se mostraran demasiadas cosas negativas sobre el hospital en la prensa generó un complicado ambiente en los trabajadores. “La gente estaba asustada. Me preguntaban: ¿por qué estás tomando fotos? ¿por qué estás grabando? Incluso un guardia intentó sacarme del hospital”, recordó Andrea, agregando que ese tipo de actitudes truncó el trabajo en un principio, debiendo explicar a cada persona la idea para ganarse una buena acogida.

Funcionario Covid Hospital Chile

   – Como se dice en la jerga fotográfica, ¿te presentabas de cazadora, esperando que algo potente pase?

   – “Sí. Ese es mi estilo. Me vestí como astronauta las primeras veces y me costó mucho, porque se me empañaba el visor con la mascarilla; no veía. La verdad es que iba caminando y lo que iba viendo lo fotografiaba”.

   – ¿No sentiste miedo de contagiarte?

   – ”Cuando empecé el proyecto estaba con muchas ganas de hacerlo. Perdí el miedo. Obviamente que estaba tomando las precauciones, pero entré hasta una UCI (Unidad de Cuidados Intensivos), donde todos los pacientes eran Covid”.

Sanitización hospital San José Independencia

Durante nuestra conversación Andrea explicó que se contagió de Covid-19. Paradójicamente no fue en el hospital ni haciendo fotos por ahí, sino que tuvo contacto estrecho con alguien que dio positivo al examen PCR. Aseguró que no tuvo síntomas graves, la ageusia y anosmia fue lo primero, es decir, perdió el gusto y el olfato. Después vinieron los dolores en sus piernas, garganta y luego sentía un cansancio enorme cada vez que efectuaba una acción. Pese a ello, su cámara siguió funcionando; documentó su cuarentena, capturando desde su balcón la ciudad y experimentando planos con los autorretratos, mientras que contaba en redes sociales el proceso.

Casi al terminar la entrevista y parar de grabar, le consulté lo siguiente ¿Qué lección crees que nos dejan las imágenes que has hecho?

   – “Me gustaría mostrar luego mi trabajo, porque yo sé que hay mucha gente que no cree en la pandemia (…) Qué ganas de que la gente que no cree vea esto, lo que estoy viendo, literalmente he visto morir a alguien (…) Me gustaría que la gente fuera más empática con el personal médico, si mal no recuerdo, solo ha muerto una funcionaria en el hospital San José y le hicieron una ceremonia bien linda; ahí habló el director subrogante, quien dijo algo súper fuerte: “¿Cómo no va a dar rabia? La gente no hace caso y uno está aquí”. Yo sé que a veces se cuestionan las medidas sanitarias, que no estarán tan buenas, pero la cuestión parte por uno, en el autocuidado”, sentenció con un tono serio la fotógrafa.

Despedida funcionaria hospital san josé

 

A continuación el video publicado por el Hospital San José, que recoge una serie de fotografías sociales realizadas por Andrea Fuentes.

Recomendado para ti



6.048 Seguidores
Seguir