Construyen novedosa Ciudadela Cultural Mapuche

El lugar pretende ser un atractivo turístico y se podrá ver desde la Ruta 5 Sur.

En La Araucanía se dio inicio a la construcción de la primera Ciudadela Cultural Mapuche, un proyecto que, después de 4 años de espera, logra concretar la Asociación Comunal Mapuche de la comuna de Loncoche, que desde 1995 agrupa a varias comunidades del sector.

Decenas de personas se reunieron este miércoles a poner la primera piedra de lo que será un centro autónomo mapuche de acceso público, el cual contempla una construcción de 1,7 hectáreas y cuya parte trasera se podrá apreciar desde la Ruta 5 Sur, convirtiendo el espacio en un atractivo turístico.

Así, se construirá un salón auditorio para 250 personas, una casa especial para lonkos, salones para enseñar artesanías mapuches, realizar conversatorios, asambleas, ferias artesanales, ceremonias y reuniones de gran índole para las comunidades de Loncoche. Además, se creará una cancha de palín de 200 metros de largo y se edificarán cabañas para recibir a estudiantes mapuches y chilenos.

“Nosotros queremos trabajar con nuestros artesanos y agricultores de las comunidades e invitar a los turistas que les llame la atención. Queremos que cada uno de estos grupos de interés, por así decirlo, tengan su propio espacio, incluso dentro de esta misma idea está hacer cabañas para poder alojar a estudiantes y personas que quieran venir a la Región de La Araucanía”, comenta Elba Matus, dirigente de la Asociación y encargada de la Oficina de Asuntos Indígenas de la Municipalidad de Loncoche.

FINANCIAMIENTO

El presidente de la Asociación Comunal Mapuche de Loncoche, Mario Mila, explicó que, para la construcción del proyecto, Forestal Arauco prestó el espacio, aportó con maderas y contrató al equipo de arquitectos de la empresa Elemental, de Santiago. Sin embargo, ahora la Asociación debe buscar los recursos necesarios para lo que será el interior de la Ciudadela, como el caso de los salones y cabañas, por lo que deberán golpear puertas de empresas privadas y de las autoridades.

“Nosotros queremos tener un espacio cultural, en donde podamos practicar nuestras ceremonias y la cultura mapuche, y estamos buscando financiamiento del sector privado, queremos conversar con el dueño de la carretera, con las forestales, con los dueños de las represas, que han hecho tanto daño en los territorios; y que esto sea una forma de restituir el dolor que han ocasionado”, sostuvo el dirigente, agregando que buscarán apoyo fuera del país si es que lo anterior resulta infructuoso.

Por otra parte, consultado sobre el conflicto mapuche, Mila sostuvo lo siguiente: “que nosotros conversemos con las forestales no significa que renunciemos a la recuperación de nuestro territorio, y eso lo saben. Lo que no compartimos es su forma de actuar, nosotros queremos negociar a través del diálogo y la mayoría de las veces ellos buscan sobornar a los dirigentes, incluso regalándoles alguna cosita y nosotros no queremos eso”.