El irlandés que encontró una salida al mar para Bolivia

Desde hace ya unos años, Chile ha debido enfrentar la ofensiva boliviana cuyo objetivo es obtener territorio con soberanía en la zona de Antofagasta, en el norte chileno. Este año, la Corte Internacional de Justicia rechazó por amplia mayoría el petitorio respaldado por Evo Morales, Presidente altiplánico.

Lo que nos podría interesar ahora es saber por qué Bolivia dice que nació con litoral en 1825, argumento respaldado incluso por los jueces de La Haya. Y quiero retroceder un poco antes de los días de la independencia.

Como bien sabemos todos, Chile comenzaba en el norte desde el desierto de Atacama (frontera natural con Perú) a la vez que ocupaba extensos territorios de la actual república de Argentina, incluyendo Mendoza, Cuyo y otras zonas. Es por eso que, en su Recopilación de las Leyes de los Reinos de Indias, el rey Felipe IV establecía en la ley n°5 que la frontera de la audiencia de Lima alcanzaba, en forma exclusiva, por el sur hasta la frontera con Chile. Y en el caso de la Audiencia de Charcas (actual Bolivia), la ley n° 9 señalaba que limitaba al sur con Chile, precisamente porque entonces el actual norte argentino pertenecía a la Capitanía General de Chile, como lo señalamos más arriba. Esto quedaba así establecido en 1680.

El mariscal Antonio José de Sucre

Y cuando se crea el virreinato de La Plata (Buenos Aires) en 1776, ese norte que pertenecía a Chile se le entrega a la nueva organización política y administrativa creada por España. Charcas pasaba a depender ahora de Buenos Aires.

Entre los fundamentos de la demanda boliviana se señala que “los Derechos de Bolivia sobre su territorio de Atacama, junto al Océano Pacífico, se remontan a los tiempos de las culturas precolombinas, y tienen una incontrovertible legitimidad jurídica, desde la Colonia española”. Solo basta recordar que en tiempos prehispánicos no existían los actuales países latinoamericanos y que el imperio Inca (peruano) llegaba hasta el Maule. Pero el imperio inca desapareció con la llegada de los conquistadores españoles.

Pero volvamos al tema inicial. Al declararse la independencia argentina en 1810, Charcas había vuelto a depender del Virreinato del Perú. Por eso, con la victoria patriota de Ayacucho (1824) desaparecía el virreinato peruano y el Alto Perú, ahora República de Bolívar, lograba su independencia un año más tarde.

Territorio mediterráneo desde tiempos coloniales, obliga a Bolívar a buscar una salida al mar. La salida lógica es el puerto peruano de Arica, pero el entonces presidente del Consejo de Gobierno peruano que ha reemplazado a Bolívar, el mariscal boliviano Andrés de Santa Cruz, rechaza la solicitud.

Entre los oficiales de Bolívar se había integrado el irlandés Francis Burdett O’Connor, quien había llegado a América del sur en 1819, con oficiales y hombres de tropa para integrarse a la división angloirlandesa de Venezuela. Luego de varios encuentros militares con los realistas se une al ejército de Bolívar participando en la batalla de Junín. Se convierte en periodista, se casa, y es nombrado gobernador de Tarija, donde llama a los irlandeses a poblar la nueva república.

Es entonces cuando Bolívar y Sucre encomiendan a Francis Burdett O’Connor, este coronel irlandés al servicio de la independencia que hemos mencionado, para encontrar un puerto para Bolivia. Luego de recorrer extensas regiones, Burdett establece que la caleta de pescadores changos llamada Cobija será ese puerto. Y el 8 de diciembre de ese año 1825, Bolívar proclama a Cobija como el Puerto Nacional de Bolivia.

Para comprender mejor el tema, leamos la carta enviada por el mariscal Antonio José de Sucre a O’Connor:

“Al Señor Coronel Jefe de Estado Mayor General, Francisco Burdett O’connor
Señor:

Su excelencia el Libertador ha tenido á bien conferir á Usia una comisión de suma importancia, la cual, verificada con buen suceso, le granjeará no solo honra, sinó gratitud de todos los pueblos del Alto-Perú” y seguía diciéndome: que esta nueva república, carecia [sic] de un puerto de mar; que me dirijiese á la costa de Atacama, levantase un mapa del Loa, Cobija, Mejillones y Paposo y habilitase para el comercio el que encontrase mejor”. (Recuerdos, de Francisco Burdett O’Connor)

Francis Burdett O’Connor, ya anciano

Y en sus memorias agrega:

“Al día siguiente (10 de diciembre de 1825) emprendimos el reconocimiento de todos los puertos mencionados en mis instrucciones, y hallamos que el de Cobija tenía el mejor fondo para ancla y el puerto más cómodo también, aunque escaso de agua, pero de poder aumentar la cantidad”.

Bolivia creaba la gigantesca provincia de Potosí, partiendo del recién capturado puerto de Cobija.

O’Connor será destinado más tarde a reorganizar las tropas peruanas y bolivianas que ahora se han integrado a la Confederación creada por Andrés de Santa Cruz y que significará la guerra de Chile contra la Confederación peruano boliviana de 1837 a 1839.

Así comenzó la historia que, al parecer, el gobierno de Evo no quiere terminar. Y el papel que jugó el irlandés Francis Burdett O’Connor en ella.

 

Foto destacada: www.prensa-latina.cu