Guerra comercial entre China y EE.UU: “Está generando un desequilibrio en el comercio mundial y la solución no llegará rápido”

Economista William Díaz sobre guerra comercial entre China y EE.UU

El economista chileno se refiere al actual escenario del conflicto y asegura que un eventual acuerdo es lejano, pero que el Presidente Trump debiera terminarlo antes de llegar a su campaña electoral para las elecciones de 2020. Además, explica las implicancias de la guerra comercial en la economía chilena y en la ciudadanía.


El peso de las medidas tomadas por las potencias genera eventos que impactan en todo el mundo ¿Cuál es el escenario actual de esta guerra comercial?

Hace 6 meses creíamos que el conflicto estaba encaminado a terminar; hubo muchas reuniones de los equipos negociadores de las potencias, todo hacía prever que eso; sin embargo, no hace mucho, hubo una arremetida americana que reactivó el conflicto, marcó nuevas diferencias, por lo que estamos en un compás de espera.

La forma en que Estados Unidos intensifica el conflicto con China pone en riesgo tanto la economía de ambos países como su relación diplomática. La pregunta es ¿Qué se pelea realmente?

Lo que pasa es que el Presidente Trump tiene una forma particular de administrar la política exterior, que va de la mano con su forma de manejar los negocios; eso hace que frente a un gobierno, como el chino, genere ciertas suspicacias respecto a soluciones. Además, él ha sido muy proteccionista, con medidas que hoy en día no se entienden mucho en la economía globalizada.

¿Cuál es la estrategia política necesaria para alcanzar acuerdos?

La solución no va a llegar rápido, porque la imposición de barreras arancelarias entre China y EE.UU está generando desequilibrio en el comercio mundial, aunque al Presidente Trump, en términos económicos al interior de Estados Unidos, no le ha ido mal: ha reducido la tasa de desempleo, cerca del 3%; y ha tenido indicadores económicos positivos creando empleos. Lo que sí es más complejo, es que el EE.UU entra en elecciones en octubre y entrar a una campaña presidencial, sin tener ese tema resuelto, puede transformarse en un hito de campaña y ahí sí que el tema es más complejo.

¿Ser duro con China podría responder a una estrategia electoral de Trump?

No estoy tan seguro que el Presidente Trump quiera prolongar este conflicto hasta su campaña, porque agregaría un elemento adicional y complejo en su mensaje; también desanima el trabajo político interno (…) siento que no debiera querer llegar a campañas con un conflicto abierto.

Respecto al veto de Huawei, analistas lo ven como un intento de controlar la empresa y con esto, la creciente importancia de China en el mundo ¿Cuál es su percepción?

Huawei es una marca dentro de otras muchas que proveen equipos. El problema se podría producir si es que China empieza a poner alguna restricción, que de alguna manera lo anunció para iPhone, de colocar condiciones para la producción de piezas y partes de dispositivos no chinos. Sin embargo, no veo que exista un ánimo imperialista, no creo que esto vaya para allá.

¿Se podría generar un cambio en la forma de consumir tecnología?

Podría ser, pero en mi opinión no creo que el mundo camine para allá, porque la libertad con que se han desarrollado los dispositivos móviles ha generado mercado para todos. Además, hay que pensar que  gran parte de la tecnología china está pensada y desarrollada para ellos, que tienen un hábito y lenguaje distinto al mundo occidental. Entonces, no sé si sea linealmente a lo que consultas.

Si traemos el problema a Chile ¿Cómo esta guerra comercial afecta a nuestra economía?

Hay señales de desaceleración de la economía y la inversión, por eso es que el Gobierno aprueba 1.400 millones de dólares en infraestructura, para que el efecto sobre la inversión no sea tan duro. Vamos a tener repercusiones importantes en la economía, pues el crecimiento será más lento y posiblemente tendremos algo de presión inflacionaria hacia el próximo año.

Nuestro país depende de ambas potencias en materia económica ¿Es posible que EE.UU tome represalias con Chile por no cortar sus lazos comerciales con el gigante asiático?

No, hasta el minuto se ha manejado todo bien a nivel diplomático. No creo que pase, porque Chile no es relevante para EE.UU en términos de comercio, estamos muy lejos de eso.

Si la guerra comercial sigue en escalada ¿Es posible que exista una crisis en Chile a consecuencia de depender de ambas potencias económicas?

No. Nuestro comercio con China y EE.UU sigue produciéndose. Toda la producción que EE.UU no pone en China, o viceversa, es producción que está disponible para el resto de los países, como nosotros.

Y qué pasa con el ciudadano de pie ¿Cuáles son las implicancias para la ciudadanía?

No se va a ver afectado, salvo por los efectos colaterales de la inflación o del crecimiento económico (…) Chile tiene otros socios comerciales y, por lo tanto, otras fuentes para desarrollar su economía, que internamente está bastante resuelta, bien blindada; tenemos un Banco Central autónomo, una institucionalidad importante en materia económica y el Gobierno hace esfuerzos razonables por mantener el gasto fiscal; por lo tanto, yo creo que desequilibrios internos no son cercanos.