Para leer más de 17.000 títulos de forma gratuita: así funciona la Biblioteca Pública Digital

Alrededor del 60% de la colección bibliográfica son títulos nacionales; y cuentan con la participación de más de 200 editoriales del país.


Desde 2013 existe la Biblioteca Pública Digital, un servicio gratuito para todos los habitantes de nuestro país y para todos los chilenos que residen en el extranjero. Comenzaron con una colección inicial de 5.605 libros digitales y hoy cuenta con más de 17 mil títulos, distribuidos en más de 70 mil libros, revistas, audiolibros y videocuentos.

Alrededor del 60% de la colección bibliográfica son títulos nacionales; y cuentan con la participación de más de 200 editoriales del país. Han visto un aumento en la cantidad de libros prestados y de nuevos usuarios inscritos. En 2019 hubo 393.890 préstamos, cifra que aumentó un 46% para 2020 (573.949).

Víctor Farrú, coordinador del programa de la BPD cree que esta cifra se explica en gran parte por “el impacto que representó el contexto de la pandemia, que llevó los ojos de la población hacia los servicios digitales. Este crecimiento se desacelera durante 2021, volviendo a comportamientos naturales, repandémicos, condicionado por las aperturas a la población, flexibilización de medidas sanitarias, y la reanudación de servicios presenciales”

Para él, la BPD “cumple un rol fundamental en facilitar el ejercicio del derecho a la lectura, favoreciendo el acceso democrático a la misma” y que desde esa idea nace. Martina Majlis, encargada de fomento lector de la Biblioteca Pública Digital, comparte esta idea. “Las bibliotecas públicas cumplen un rol fundamental, que es el de garantizar la lectura como un derecho social, sin ningún tipo de distinción”, declara.


Es por esto que Majlis destaca la relevancia actual de un sistema que preste libros de manera digital, como la BPD: “acorta la distancia entre el lector y el libro: cualquier persona con un computador, celular o Tablet puede acceder, de manera gratuita y sin tener que desplazarse, a libros. Esto permite llegar a lugares donde no existen biblitecas públicas o librerías, lo que también derriba una barrera geográfica de acceso”.

Pese a ello, reconoce que “el país cuenta con problemas de conectividad, evidenciados en la pandemia” pero con una ventaja: “Nuestro servicio sólo requiere conexión al momento de solicitar el préstamo, y después el material queda cargado en el dispositivo”.

“Esto no sólo acorta la distancia entre los lectores y los libros a través de un sistema digital gratuito, sino que también entre las personas y los libros: cuentan con una amplia colección de audiolibros que permiten que personas con discapacidad visual puedan hacer uso de la plataforma, pero también para aquellos que quieren ‹leer’ mientras manejan, van al supermercado, o pasean a sus mascotas” explica la licenciada en Letras Hispánicas UC y máster en Políticas Publicas de Columbia University.

Club de Lectura Digital Inclusivo

Bajo la idea de acortar la distancia entre lectores y libros, y como estrategia de fomento lector, desde 2018 que la Biblioteca Pública Digital realiza anualmente un Club de Lectura Digital Inclusivo, el que reúne de manera virtual a personas para tener discusiones literarias.

Este club está dirigido especialmente a personas que presentan dificultades visuales, auditivas o de movilidad, “muy en el marco de uno de los ejes prioritarios del Plan Nacional de Lectura 2015-2020, que apunta a la inclusión efectiva de personas en situación de discapacidad en instancias de acceso a la lectura”, según explica Farrú.

¿Cómo funciona este club? Martina Majlis explica que “se realiza un proceso participativo para escoger tres obras literarias, disponibles gratuitamente en la plataforma de BPD. Los participantes leen uno de estos libros por mes, durante tres meses y, semanalmente, durante dicho periodo, se realizan encuentros virtuales por medio de Zoom donde un moderador se encarga de proponer temas para articular la conversación y también de guiar las intervenciones”.

Algunos de los títulos leídos han sido “Antes de que fuera octubre”, de Óscar Contardo y “La dimensión desconocida”, de Nona Fernández.

Majlis considera que el Club de Lectura Digital Inclusivo es “una iniciativa pionera en Chile, donde aprovechamos las posibilidades ofrecidas por la tecnología, las redes sociales y los recursos virtuales para sostener discusiones literarias, fomentar la lectura y el interés por la literatura”.

Las últimas tres veces que se ha realizado participaron más de 200 personas, en lo que Majlis considera es “una alternativa innovadora y efectiva a los clubes de lectura tradicionales”.

Recomendado para ti



6.048 Seguidores
Seguir