«WandaVisión» y el libre albedrío

Hace algunas semanas finalizó la serie de Disney+ que nos mantuvo en vilo durante todo el verano. Me refiero a WandaVisión, la innovadora propuesta de Jac Schaeffer con la cual debuta el universo Marvel en el canal de streaming del ratoncito.

Con muchos mas aciertos que algunos de los últimos productos cinematograficos de la franquicia, WandaVisión parte de una premisa novedosa: contar la historia de los dos personajes principales haciendo referencia a seis décadas de sitcom estadounidenses. Excelentemente actuada y con una factura técnica en vestuario, diseño de arte y edición destacable, nos muestra las vivencias cotidianas de un matrimonio joven. A medida que avanza la serie nos vamos enterando que Wanda Maximoff secuestró completamente el pueblo de Westview para recrear lo que, a su juicio, es una vida ideal. Y de paso le arrebata la capacidad de decidir por si mismos a todas las personas que habitan el lugar.

¿Qué es el libre albedrío?

El libre albedrío es la capacidad que tenemos las personas de tomar las decisiones de acuerdo a nuestra conciencia. Es concepto está apoyado fuertemente desde muchas religiones como la cristiana y la budista, planteando que cada acción humana sería el resultado de una decisión personal. Por tanto las consecuencias de esta acción, sobre la misma persona o sobre otras, podrían entenderse en la dinámica de castigo o premio. Por ejemplo, si soy buen cristiano (porque las acciones que desarrollo son en pos de los ideales religiosos postulados por Jesús) las consecuencias de dicha acción son la vida eterna. Eso, a un nivel máximo de simplificación siendo el albedrío una decision personal y humana. Adán tomó la decisión de comer del árbol del conocimiento del bien y el mal, sabiendo las concecuencias que esto tendría, razon por la cual él y Eva fueron expulsados del jardín del Edén. En el mismo sentido, cuando la persona comete un acto moralmente repudiable es porque decidio cometerlo, razón por la cuál existe la justicia y todo el Derecho desde la época de los romanos.

El filósofo irlandés Benedictus <<Baruch>> Spinoza (1632-1677)
El filósofo irlandés Baruch Spinoza (1632-1677)

Por otro lado, para muchos filosofos como Baruch Spinoza el libre albedrío no es más que una ilusión creada por nuestra mente, cuando en realidad todo está determinado por la causa y el efecto. A esto se le denomina “determinismo”. Desde este punto de vista, todo lo que vimos en WandaVisión no sería mas que una serie de efectos ocasionados por causas externas e independientes a Wanda, por tanto ella y su historia serían victimas del determinismo y no del líbre albedrio. Es cierto, Wanda y Pietro se presentaron voluntarios para los experimentos de Hydra (líbre albedrío) pero está decisión esta determinada por hechos anteriores que nada tienen que ver con sus decisiones personales, como por ejemplo vivir en un país en guerra civil o que un misil frabricado por empresas Stark cayera en su casa y asesinara a sus padres. Los poderes que Pietro y Wanda adquieren son utilizados por Hydra primero y por Ultrón después para acabar con los Vengadores. Los mellizos creen que están tomando decisiones por si mismos, atacando al responsable último de la muerte de sus padres cuando en realidad están siendo utilizados por Hydra y por Ultrón, considerando que solo se les entregó una versión de la verdad y no tuvieron acceso a toda la información. ¿Hicieron uso del libre albedrío al decidir atacar a los Vengadores o más bien esa acción ya estaba determinada por otras fuerzas, en este caso los villanos de la película? ¿Podemos juzgarlos desde el punto de vista moral por realizar estos ataques cuando no poseían toda la información?

Ultrón en Avengers: Era de Ultrón | MARVEL STUDIOS
Ultrón en «Avengers: Era de Ultrón» | MARVEL STUDIOS

Durante el siglo XX los conceptos de líbre albedrío y determinismo abandonan la exclusividad que por siglos tuvieron en la filosofía y la religión para afincarse en los terrenos de la física, especificamente desde la mécanica cuantica. En 1927 el físico teórico alemán Werner Heisenberg postula el principio de incertidumbre según el cual cuanta mayor certeza se busca en determinar la posición de una partícula, menos se conoce su momento lineal y, por tanto, su masa y velocidad. Para muchos, esto era una demostración que en el micro cosmos nada estaba determinado y que las partículas actuaban en libertad. Para otros, como Albert Einstein implicaba que nada en la física escapa a la causalidad y que en el plano microscopico esta causalidad era imperceptible. En una famosa conversación epistolar con Rabindranath Tagore, Einstein le planteo que si la luna tuviera consciencia creería que su órbita alrededor de la Tierra es producto de una decisión consciente.

A medida que avanzan los estudios en el ámbito de la neurología, la discusión sobre el libre albedrio se traslada desde la física a la neurofisiología. Benjamin Libet diseña un experimento para medir el tiempo que transcurrido entre el momento en que una persona decide actuar y cuando realmente lo hace. Las conclusiones fueron sorprendetes y llevaron el debate a un nuevo nivel pues los experimentos de Libet revelaron que los cambios eléctricos que preparan al cerebro para una acción (por ejemplo mover un dedo) se inician unos 550 milisegundos antes de que ocurra, percatandose los sujetos de la intención de actuar unos 350 a 400 milisegundos después de iniciado el potencial de preparación. Pero lo más novedoso es que Libet descubrió que una decisión voluntaria podría anular esta acción aún cuando ya se hubiese desarrollado el potencial de preparación, concluyendose que, claramente la conciencia puede controlar el desarrollo de una acción a nivel neuronal.

Benjamin Libet (1916-2007)
Benjamin Libet (1916-2007)

Estas conclusiones han sido cuestionadas por el antropologo y sociológo Roger Bartra quien plantea la existencia de un exocerebro que no sería otra cosa que las modificaciones neuronales producidas por el ambiente, la sociedad y la cultura. Según Bartra es imposible entender la conciencia humana, y con ello el libre albedrío/determinismo, considerando solo evidencia física o neuronal pues las desiciones que tomamos están fuertemente influenciadas por el ambiente en que vivimos. Un ejemplo claro de este postulado lo vemos en el último episodio de WandaVisión, en la confrontación entre Visión y White Visión. Este último, el Visión original (para lo cual se cita de manera explicita la paradoja de la Barca de Teseo) estaba programado para destruir a Wanda. Se había determinado en sus circuitos que Wanda era una amenaza a eliminar. Pero, cuando Visión (el creado por Wanda) le comparte todos los recuerdos, es decir le da el contexto social y cultural lo dota del exo cerebro, por tanto, White Visión ya no está determinado a eliminar una amenaza, sino que puede tomar decisiones por sí mismo.

Las ¿decisiones? de Wanda

Volviendo a la vida de Wanda, la serie nos muestra que siempre estuvo determinada por eventos externos, desde la muerte de sus padres a la muerte de Visión a manos de Thanos. Incluso el nivel de determinismo fue tal que, aún cuando es uno de los seres mas poderosos del universo Marvel, no le pudo sepultura a los restos de su novio. Si solo vemos el episodio final de la serie, Wanda nos podría parecer una dictadora arrogante que arrebata conciencia por gusto. Pero al conocer todos los hechos previos que determinaron ese preciso instante en que, en un arranque de dolor crea un mundo según su conveniencia, logramos empatizar con ella y le perdonamos aquella afrenta a la libertad. ¿Podriamos empatizar de la misma manera con personajes reales que han cometido actos atroces si nos mostraran su historia de la forma en que nos presentan la de Wanda? ¿Dónde queda nuestro líbre albedrio después de ese análisis? Para finalizar la historia de Wanda, incluso su alzamiento como Bruja Escarlata ya estaba determinado en el Darkhold tal como se señala Agatha, dejándonos concluir que la historia de Wanda es una historia de determinismo.

Llegado a este punto es importante preguntarse ¿Wanda de verdad alteró el libre albedrío de los habitantes de Westview? Una primera mirada nos indicaría que si “cuando nos permites dormir tenemos tus sueños” dice uno de los habitantes cuando Agatha Harkness le devuelve la conciencia. “Si no nos dejas marchar, déjanos morir” dice otra de las personas, entregando a Wanda la decisión sobre la vida y la muerte, como entidad divina superior. Un concepto religioso en todo orden de cosas. Ahora bien, en uno de los capítulos anteriores vemos a Wanda llegar al pueblo. En una de las escenas más emotivas y mejor lograda vemos a los habitantes de Westview realizando sus acciones habituales previo a la intervensión de Wanda. Llevan su vida en comunidad, su vida familiar y laboral en una cotideaneidad que nos recuerda la nuestra. Para el filósofo Jhon Searle estos hechos objetivos: familia, trabajo, dinero, gobierno existen solamente porque creemos en hechos. Son consensos que reforzamos con lenguaje, conciencia y racionalidad, por tanto necesariamente hay una neurobiología subyacente. Otras culturas realizan distintos constructos sociales por tanto su entramado neuronal sería distinto. ¿Eran libres los habitantes de Westview antes de la llegada de Wanda? ¿Acasó su capacidad de decidir no se veía influenciada por el trabajo, las deudas, los impuestos, la educación? ¿tiene libre albedrío una vez que Wanda los libera?

Llama profundamente la atención la actitud de los habitantes del pueblo en la batalla entre Wanda y Agatha. No se inmutan al verlas volar o lanzas bolas de energía. ¿Acaso nosotros mismos ya no nos inmutamos ante tantas violaciones a los derechos humanos? ¿Acaso no estamos nosotros mismos, habitantes del Chile del 2021 determinados por hechos que ocurrieron casi 50 años atrás? Pero eso, es tema para otro artículo.

Recomendado para ti

spot_img